Nacionales
12 de octubre de 2018
Carrió, después de provocar tensión en Cambiemos: "Lo que dije fue una broma"
La principal socia de Macri quiso bajar el temblor en la alianza en Cambiemos. Tras sus amenazas de marcarle la cancha al Presidente, pidió "disculpas".
Elisa Carrió bajó el tono y se disculpó. Luego de la polémica que generaron sus dichos contra el ministro de Justicia nacional, Germán Garavano, a quien le pidió el juicio político, la diputada nacional de cambiemos aseguró que se trató de una "broma". Además manifestó que nunca le pidió la "renuncia" al Presidente.
 
"Yo no le pedí ni le voy a pedir la renuncia del Ministro Garavano al Presidente. Lo que dije esta mañana fue una broma, no condiciono ni disputo autoridad", explicó Lilita a través de su cuenta de Twitter.
 
Pido disculpas por la forma, pero ratifico lo dicho porque es verdad. Ejerzo mi facultad de diputada de pedir juicio político a los funcionarios establecidos por la Constitución Nacional.

Y agregó: "Pido disculpas por la forma, pero ratifico lo dicho porque es verdad. Ejerzo mi facultad de diputada de pedir juicio político a los funcionarios establecidos por la Constitución Nacional".
 
Yo no le pedí ni le voy a pedir la renuncia del Ministro Garavano al Presidente. Lo que dije esta mañana fue una broma, no condiciono ni disputo autoridad.

En ese sentido, Carrió dijo que con el objetivo de distender la situación, "voy a posponer por unos días la presentación del Juicio Político que ya hemos elaborado".
 
En aras de distender esta situación voy a posponer por unos días la presentación del Juicio Político que ya hemos elaborado.

Carrió iba a presentar este viernes en la Cámara de Diputados el escrito que sería firmado por el bloque de Coalición Cívica.
 
Este jueves, en el acto de Argentina Exporta en el CCK, Carrió había dicho que se amigará con el Presidente "cuando lo saque a Garavano".
 
El enojo de Carrió contra el ministro de Justicia se había reavivado días atrás, cuando Garavano cuestionó el abuso de las prisiones preventivas y opinó que no era bueno para un país tener ex presidentes detenidos. Aunque lo hizo en abstracto, la diputada lo interpretó como un aval a la libertad de Cristina Kirchner e hizo sonar su escarmiento.
Fuente:

Autor:




















BUSCADOR AVANZADO