Deportes
09 de julio de 2018
Horacio Elizondo quiere el VAR en la Superliga: "Es todo un desafío"
"¿Qué te pareció el VAR..?". La entrevista a Horacio Elizondo comienza con una pregunta. Lleva ropa deportiva con el logo de Telemundo, la cadena televisiva norteamericana en español para la que comenta los partidos del Mundial . Es su día libre, a pesar de ser domingo. Si un árbitro sigue pensando como tal cuando termina su carrera, el domingo también lo consagra al fútbol. Sigue yendo a la cancha en ocasiones en la Argentina en su tarea como director nacional de arbitraje de la AFA . Rusia 2018 está en sus días libres antes de las semifinales. Elizondo no espera la respuesta a su pregunta, se adelante y dice : "A todos los periodistas con los que me cruzo les pregunto lo mismo. La respuesta es unánime: nadie está en contra..".
-¿Qué les dio el VAR al fútbol y a los Mundiales? Hablemos de los Mundiales porque ya es algo que no tiene vuelta atrás..
 

-Ya no tiene vuelta atrás. Hay que remontarse a una experiencia de dos años, que tuvo momentos de ensayo y error. Había dudas sobres si iba a funcionar o no en Rusia 2018. Es un sistema que se va a ir perfeccionando, que sigue siendo pasible de errores, pero la primera mirada es altamente positiva. El éxito del VAR es que supieron dejar fuera de su alcance a todas las cuestiones del fútbol que tengan matices o un color gris. Esas jugadas discutibles que según un protocolo pueden ser falta o no depende para quien y que las decide el árbitro en la cancha. La FIFA dejó de lado las acciones que se discuten y se centró en aquellas situaciones en la que todos estemos convencidos que hubo una falta o un penal.
 

-¿Qué cambió para el árbitro con la introducción del VAR?
 
-Es todo un nuevo aprendizaje. En primer lugar, transportar a un árbitro desde el campo de juego a ser árbitro de VAR. Ese es el cambio principal para alguien que estaba acostumbrado a tomar decisiones en la cancha y ahora tiene que hacerlo en una sala con cinco o seis cámaras. Entrenarlo para eso y decirle que ya no estará más en un campo de juego y que entienda que tendrá que ser el soporte del compañero que dirige en el campo. Todos tendrán que capacitarse. La FIFA se dio cuenta que tenía 33 árbitros de elite, pero para el campo de juego no más. Y más allá del trabajo que hicieron durante tres años, para el VAR tienen solo ocho o nueve árbitros de primera línea.
 
-¿Es una especialización nueva el árbitro de VAR? ¿O alcanza con ser árbitro de campo para poder estar en el VAR?
 
-La FIFA emprendió ese camino y se dio cuenta que no tenía que ser así. Pitana está en el campo y no en el VAR. Vigliano está en la sala de video y no en el campo. Han descubierto que ahora los árbitros son más útiles en un lado que en el otro. El otro desafío es acostumbrar al árbitro de campo al VAR y que otro colega pasa a ser un soporte. El VAR va a ser una nueva especialidad.
 
Así fue el gol de España que fue al VAR y empató el partido ante Marruecos - Fuente: Tv Pública 2:05
-La tecnología cuando interviene para modificar fallos en deportes como el tenis ó como el rugby es inapelable, tiene la última palabra. ¿El VAR es inapelable en el fútbol?
 
-No, y digo porqué. En deportes como el tenis, todo lo que analiza es objetivo: la pelota picó adentro, sobre la línea o afuera. Ahí termina. No hay una interpretación para hacer, todos acatan la decisión. El fútbol lo que tiene es que el 90 por ciento de las decisiones que toma un árbitro son de carácter subjetivo. Alinear un criterio para todos los que están en el fútbol es más complicado. No es lo mismo interpretar una falta en la Superliga Argentina que en un Mundial. Lo que me llama la atención con el VAR en el Mundial es que en pocos días nos han convencido de que es posible encontrar un punto en común en todos.
 
-Un Mundial es el gran escenario del fútbol, pero luego cada uno vuelve a otra realidad ¿Cómo te imaginás el VAR aplicado en la Superliga?
 
-Es todo un desafío. El Mundial nos motivó para ir en esa dirección y buscar introducir el VAR en nuestra Superliga. No tendríamos que perder esta energía y romper la inercia que había en ese punto. Introducir el VAR en la Superliga precisaría un año de desarrollo, ya no será para esta temporada.

-¿No antes de mediados de 2019 o tal vez 2020?
 
-Hace dos meses hice un seminario en Londres con la International Board y la FIFA. Ellos auditan y homologan todas las experiencias que se hacen en todos lados y según la línea de tiempo que manejaban, desarrollar el VAR precisa entre seis y ocho meses de experimentación. Implementarlo lleva un año. La liga australiana lo hizo en tres meses, tuvo que abandonarlo y luego reinsertarlo. La Conmebol también lo hizo en tres meses y pasó todo lo del partido Lanús-River. Más allá de la experimentación, hay que capacitar y saber comunicarlo.
 
-Uno de los debates en el Mundial con respecto al VAR fue pensar en un futuro en darle a los cuerpos técnicos la posibilidad de pedir una revisión. ¿Podrá suceder eso en el futuro?
 
-Eso tendrá que ver con su evolución y las conclusiones que se saquen. El hockey en su momento les dio a los árbitros el poder de la revisión y luego les trasladaron la responsabilidad a los equipos. Hoy los equipos tienen una exactitud cuando piden la revisión que es superior al árbitro. No erran nunca. El rugby no tuvo esa evolución. Sustentó su TMO a través del árbitro, porque también hay un respeto hacia su figura diferente al del fútbol. Cuando nació el VAR una de las primeras cosas que se desechó fue el pedido de los equipos. Se lo veía como un inconveniente. Pero para 2022 o 2026 no estaría mal revisar el protocolo para darles la responsabilidad a los jugadores.
Fuente:

Autor:




















BUSCADOR AVANZADO