Economía
04 de julio de 2018
Combustible por las nubes: sin el acuerdo de precios, petroleras suben hasta 12%
La paridad de precios entre las marcas ratifica la intención del Gobierno nacional de sostener la liberación del mercado de combustibles en la Argentina. Estiman que el atraso de precios ronda el 45%.
Tras la suba de hasta un 8% en combustibles del fin de semana en YPF, las petroleras Shell, Axion y Puma también adhirieron a la medida y ajustaron sus precios al consumidor.
 
 
En ese marco, la compañía angloholandesa incrementó entre 9% y 12% sus productos en la ciudad de Buenos Aires, al subir la nafta súper a $ 29,52; la V-Power a $ 34,99 y el Diesel Premium a $ 30,98, un 12% más que el mes pasado. En lo que va del año Shell acumuló un incremento anual de más de 21%. Según información de ámbito.com.
 
 
Por su parte, Pan American Energy aumentó la Súper 5% a $28,08 el litro mientras que la Premium subió 8% a $ 33,75. Esos porcentajes fueron resueltos en línea con los aplicados por la empresa de mayoría estatal. Para el gasoil, incrementó el común a $ 24,45 (4,9%) y el Premium a $ 29,56 (8%).
 
 
En las estaciones de servicio Puma y Petrobras, la Súper aumentó 6%. La nafta más cara de Trafigura subió apenas por debajo de un 6% y se ubicó a solo un centavo de la cotización que fijó la estatal, en $ 33,20. En EESS de Petrobras de Boedo o Mataderos se paga $ 34,79.
 
 
La similitud en la línea de precios ratifica la intención del Gobierno nacional de sostener la liberación del mercado de combustibles en la Argentina.
 
 
 
Un mensaje de un alto funcionario del Ministerio de energía tuvo múltiples "aclaraciones" sobre el rumbo que la gestión de Mauricio Macri pretende para la importación, producción y venta de hidrocarburos, tras la salida de Aranguren.
 
 
 
El Acuerdo de Estabilidad de Precios de Aranguren quedó sepultado y se ratificó la liberación del mercado implementada desde octubre pasado, cuando el dólar cotizaba $ 17,36 y el barril de Brent u$s 57,69. Con el aumento del dólar que llegó casi a $30 en los últimos días y el crudo internacional por encima de los u$s 77, se estima que el atraso de los precios ya se acerca al 45%. Por su lado, las petroleras hablan de un rezago de solo 20% en los surtidores para no asustar a los conductores.
 
 
 
Desde el Gobierno, aseguran que habrá al menos una suba de combustibles por mes. Por la entrada en vigencia de la reforma tributaria en marzo pasado, que establece un ajuste trimestral por el IPC del INDEC del impuesto a la venta de combustibles (exITC) y al Dióxido de Carbono (IDC), ya se da por descontado otro golpe al bolsillo para septiembre. En ese mes, los tributos expresados en pesos subirán como mínimo 8%, por la inflación acumulada del segundo trimestre de 2018 (2,7% en abril, 2,1% en mayo y un piso de 3% en junio). En junio el incremento de impuestos fue de 6,7%.
 
 
A esta circunstancia se suma el incremento reciente de cerca de un 13% en los precios dispuestos por Energía que también se terminará trasladando a los surtidores.
Fuente:

Autor:




















BUSCADOR AVANZADO