Internacionales
ESPACIO ESTELAR
02 de junio de 2020
En 2024, la NASA pondrá una mujer en la Luna

La NASA lanza el programa Artemisa para volver a la Luna. Fija intereses económicos y explotación de recursos naturales mineros y gasísticos en la exploracion espacial.
La privatización de la exploración espacial coloca la explotación de recursos naturales en primer plano. La NASA ha publicado los criterios sobre los que establecerá acuerdos con las agencias espaciales internacionales que participen en el programa Artemisa.
 
 
 
El plan que llevará a la primera mujer a la luna dentro de cuatro años. Al tiempo quedan en cuestión los tratados y principios de exploración espacial de Naciones Unida.
 
 
 
Jim Bridenstine, administrador de la NASA, explica la situación: "Creo que este es un buen un momento para que las gente reflexione sobre lo que es bueno de la exploración, lo que es bueno de los Estados Unidos de América y lo que podemos lograr cuando trabajamos juntos".
 

Las Naciones Unidas concentraban los tratados y principios que debian regir las actividades de los Estados en la exploración del espacio.
 
 
 
¿Qué quiere lograr Estados Unidos?
 
- Volver a la luna en 2024 y llevar una mujer astronauta.
 
- Conseguir establecer una base lunar permanente en 2028.
 
Y además, Marte como objetivo.
 
 
 
Naciones Unidas defiende que lo que llama "El espacio ultraterrestre, incluida la luna y otros cuerpos celestes, no está sujeto a apropiación nacional ni a reclamación de soberanía, ni por medio de uso ni de ocupación, ni por ningún otro medio."
 
 
 
La capacidad de extraer y utilizar recursos en la Luna, Marte y los asteroides sería el argumento para apoyar la exploración y desarrollo espacial. La NASA encabeza los llamados Acuerdos de Artemisa con numerosos países y empresarios asociados para la exploración civil y el uso del espacio ultraterrestre.
 
 
 
Las agencias espaciales internacionales que se unan a la NASA en el programa Artemisa lo harán mediante acuerdos bilaterales. ¿Dónde está Europa en todo esto? Aunque no está en proyectos de lanzamiento, permanece activa en integrar a participantes en el programa.
 
 
 
Léopold Eyharts, ex astronauta de la Estación Espacial Internacional, asegura que "Europa es realmente una parte del programa de la Estacion Espacial Internacional y también del programa de exploración futura, con los mismos socios que la EEI. Así que todavía no tenemos medios autónomos propios para llevar astronautas al espacio, pero somos activos en futuros vehículos de exploración".
 
 
 
Los acuerdos Artemisa insisten específicamente en el derecho a extraer y utilizar recursos minerales o gasísticos en el espacio. Estados Unidos insiste en que es compatible con el Tratado sobre el espacio ultraterrestre de la ONU, algo que a estas alturas ha dejado de estar claro.
Fuente:

Autor:




















BUSCADOR AVANZADO