Salud
SALUD PÚBLICA
09 de septiembre de 2019
Equipo interdisciplinario del Pediátrico lleva más de 40 años operando a niños con labio fisurado

Se conformó en el 1978 en el antiguo hospital de Niños. En la actualidad realiza 50 cirugías anualmente de esa malformación congénita. Está integrado por especialistas en Salud Mental, Asistentes Sociales, Pediatras, Fonoaudiólogos, Otorrinolaringólogos, Neonatólogos, Kinesiólogos, Cirujanos Pediatras, Instrumentadores, Anestesistas y Enfermeros.
En 1978 se conformó un equipo interdisciplinario en el antiguo hospital de Niños de la ciudad de Corrientes que atiende desde entonces a menores con labio fisurado. En la actualidad, ese equipo se desempeña en el hospital pediátrico Juan Pablo II y realiza anualmente unas 50 cirugías para resolver esa patología.
 
El equipo está integrado por especialistas en Salud Mental, Asistentes Sociales, Pediatras, Fonoaudiólogos, Otorrinolaringólogos, Neonatólogos, Kinesiólogos, Cirujanos Pediatras, Instrumentadores, Anestesistas y Enfermeros.
 
En noviembre del año pasado, el ministro de Salud Pública de la Provincia, Ricardo Cardozo, recibió a la delegada de la fundación internacional Smile Train, organismo que desde entonces respalda el tratamiento de niños con paladar fisurado, a través de la cooperadora de ese centro asistencial. “Esta articulación entre la fundación y la Cooperadora del hospital es un respaldo importante para el trabajo que realiza desde hace años el equipo multidisciplinario de especialistas del Pediátrico que se dedican al tratamiento de los niños con paladar fisurado”, remarcó el ministro Ricardo Cardozo, en esa oportunidad.
 
“Estamos en el equipo interdisciplinario que atiende esta malformación congénita desde 1978”, dijo por su parte la jefa del Servicio de Cirugía del hospital Pediátrico Juan Pablo II, Susana Henain.
 
Explicó que es una “malformación que necesita de múltiples especialidades para ser atendida, primero se opera la nariz y el labio y antes de comience a hablar el niño, se le opera el paladar fisurado y entre el medio de esas dos cirugías, hay otra y esas tres cirugías son las básicas y más necesarias”.
 
“El que recibe al paciente recién nacido es el neonatólogo y de ahí comienza el trabajo del equipo interdisciplinario, desde odontología donde se le fabrica la placa para que el paciente pueda mamar y después el cirujano pediatra que evalúa el momento oportuno de la primera cirugía de nariz y labio, después sigue otorrinolaringología y fonoaudiología”, agregó
 
Henain indicó que “la mayoría de los pacientes son de condición social vulnerable, sin cobertura social. Tenemos pacientes de Bolivia, de Paraguay y de provincias vecinas”. “Nos sentimos bien en este equipo, creemos que estamos aportando a la sociedad correntina”, remarcó la especialista.
 
Detalló que en lo que va de este año, “llevamos operados 36 pacientes y anualmente el promedio es de 50”.
 
Además remarcó la importancia de pertenecer a la organización Smile Train que “paga un canon por cada paciente para que se invierta en insumos y mejoras para la atención de los pacientes con labio fisurado”.
Fuente:

Autor:




















BUSCADOR AVANZADO