Interior
23 de junio de 2020
Salvar al bosque chaqueño requiere el compromiso de todos los sectores
En octubre del 2019 más de 55 organizaciones de la sociedad civil, académicas y de ciencia y tecnologías se unieron “para salvar a la región chaqueña” y lanzaron la campaña por el #CompromisoGranChaco2030, una iniciativa que busca hacer un llamado a la acción para trabajar por la conservación y protección de los bosques nativos. Es la segunda ecorregión boscosa más extensa de Sudamérica, ocupando más de 100 millones de hectáreas entre Argentina, Paraguay y Bolivia.
El Gran Chaco es hogar de más de 3.400 especies de plantas, 500 especies de aves, 150 especies de mamíferos, 120 especies de reptiles y 100 especies de anfibios. Además, gracias a los servicios ecosistémicos que provee, esta ecorregión contribuye a la mitigación y adaptación al Cambio Climático, como también a la regulación hídrica, y da sustento a la vida de las comunidades locales, la seguridad alimentaria y el desarrollo económico.
 
 
 
Sin embargo, a pesar de su gran valor, es una de las regiones más amenazadas del planeta: se encuentra entre los 11 sitios con mayor deforestación del mundo y niveles más altos de degradación. Esta región enfrenta la pérdida sostenida de su patrimonio natural y cultural  principalmente por el cambio de uso del suelo para producción agropecuaria y forestal y para negocios inmobiliarios, ocasionando graves consecuencias ambientales, sociales y económicas.
 
 
 
La transformación y degradación de áreas naturales tiene implicancias de alta complejidad ambiental. Por un lado, la pérdida de flora y fauna y de su conectividad aumenta el riesgo de extinción de especies como es el caso del Yaguareté, del cual solo conservamos 20 ejemplares en el Gran Chaco Argentino.
 
 
 
Frente a este diagnóstico organizaciones ambientalistas como “Somos Monte Chaco” reclaman al Gobierno y la Justicia que se detengan los desmontes durante la cuarentena, mientras que  las últimas informaciones indican que inspectores de la Dirección de Bosques secuestraron dos topadoras en distintos operativos. Entre tanto desde la Federación de Productores e Industriales Forestales del Chaco (FAPIF) denunciaron una operación mediática en contra, a la vez que advierten que desde el sector forestal no desmontan. Por su parte el Subsecretario de Desarrollo Forestal de la Provincia Luciano Olivares, hizo aclaraciones  respecto de la ley explicando  que “es un error generalizado pensar que la Ley de Bosques supone la no intervención sobre el bosque nativo”.
 
 
 
SECUESTRO DE TOPADORAS EN DESMONTES ILEGALES
 
 
 
Recientemente inspectores de la Dirección de Bosques de la Provincia del Chaco, acompañados de la Policía Provincial, secuestraron dos topadoras que se encontraban desmontando en forma ilegal en diferentes lotes del sudoeste provincial. Los operativos se realizaron el 11 y 12 de junio de 2020, en el Departamento 9 de julio y en 12 de octubre.
 
 
 
En el Departamento donde la localidad de cabecera es la ciudad de Las Breñas, a través de un Informe generado por el Departamento de Geo-Información, el personal de la Dirección de Bosques constató el trabajo ilegal de una topadora, la cual estaba realizando un deslinde perimetral sin permiso.
 
 
 
Otro tanto sucedió en una Chacra de Pampa San Antonio, Departamento 12 de Octubre, donde se verifico la existencia de un cartel, con datos falsos de un supuesto permiso aprobado para buscando confundir a quienes realizan controles forestales. Para ambos casos los inspectores detuvieron el avance de la maquinaria, procediendo al secuestro de las topadoras, e iniciando el procedimiento de aplicación de sanciones establecidas por la reglamentación.
 
 
 
El Director de Bosques de la Provincia Emanuel Carrocino, aseguró que “si bien la mayor concentración del problema de la deforestación en la provincia se presenta en los departamentos Almirante Brown y General Güemes, advertimos  que en el sudoeste provincial se está haciendo un trabajo de hormiga, en el que se desmonta pocas hectáreas, pero de manera frecuente”.
 
 
 
“LOS PRODUCTORES FORESTALES NO SOMOS DESMONTE”
 
 
 
Siguiendo con el tema de los desmontes desde la Federación de Productores e Industriales Forestales del Chaco (FAPIF) denunciaron una operación mediática en contra del sector productivo en general y forestal en particular, con “claras intenciones de confundir a la opinión pública y denigrar la actividad del campo”. En el marco de esas campañas el titular de la Federación Noé Khon dijo que, “en estas operaciones se hace creer a la ciudadanía que la actividad forestal está prohibida, o que los productores somos sinónimo de desmonte”.
 
 
 
Es así que desde la FAPIF aseguran que “en la provincia del Chaco el desmonte disminuyó drásticamente este último tiempo, con un gran esfuerzo que se hizo y se encuentra haciendo el Gobierno Provincial, controlando, invirtiendo en fiscalización, manteniendo todas su áreas operativas, sin prácticamente ayuda de nadie, salvo de los recursos provinciales y los que se generan desde la Dirección de Bosques”, destacaron a través del comunicado.
 
 
 
Al respecto Khon explicó que la actividad forestal es la tarea del aprovechamiento de los arboles maduros y enfermos del bosque, dejando en pie los renovales y aquellas especies necesarias para garantizar su reproducción natural. Estos árboles son transportados hacia las industrias que generan valor al producto, como lo son los aserraderos, carpinterías, carboneros, tanineros, entre otros. “Son miles de trabajadores directos e indirectos que lo hacen posible. De ninguna manera los forestales somos desmonte, todo lo contrario; nosotros siempre vamos a luchar para que el bosque nativo se mantenga en pie, porque es nuestra fuente de trabajo”, aclaró.
 
 
 
ALCANCES Y ACLARACIONES SOBRE LA LEY DE BOSQUES
 
 
 
Aclarando algunos puntos grises el Subsecretario de Desarrollo Forestal de la Provincia Luciano Olivares, explicó que “es un error generalizado pensar que la Ley de Bosques supone la no intervención sobre el bosque nativo. En tal caso La Ley establece que las provincias deberán realizar un ordenamiento territorial de sus bosques nativos a través de un proceso participativo, categorizando los usos posibles para las tierras boscosas: desde la conservación hasta la posibilidad de transformación para la agricultura, pasando por el uso sustentable del bosque”.
 
 
 
Al respecto describió que la Provincia del Chaco tiene la mitad de su superficie cubierta de bosques nativos, concentrados mayoritariamente en los Departamentos de Almirante Brown y General Güemes. “Los bosques son importantes como regulador del clima, como provisión de servicios ambientales que se brinda a la sociedad, es albergue de la biodiversidad, pero también es una fuente de recursos para el desarrollo de productores y comunidades”.
 
 
 
“Estos bosques también se encuentran presentes en las áreas protegidas provinciales y nacionales, caracterizadas por los dos ecosistemas típicos de la provincia: el Chaco Húmedo y el Chaco Seco. Es así que la conservación de los bosques y del ambiente representan un eje estratégico que se lleva adelante desde el Gobierno a través de los organismos del Estado como el Ministerio de la Producción, Industria y Empleo a través de la Subsecretaría de Desarrollo Forestal, que son los que llevan adelante políticas de desarrollo y regulación de la industria y producción forestal, en el marco de la sustentabilidad y del cumplimiento de las normas legales”, Concluyó.
Fuente:

Autor:




















BUSCADOR AVANZADO
Site Meter