Locales
23 de junio de 2020
Chaco reafirma su compromiso con el ambiente
En el mes del ambiente, junio arranca promisorio en la Provincia del Chaco con el lanzamiento oficial de la Brigada Operativa Ambiental (BOA). Un cuerpo de inspectores, que ya viene trabajando desde el comienzo de la gestión, constituido para el monitoreo y fiscalización del cumplimiento de las normativas ambientales de la provincia.
Dato significativo en una provincia de casi 10 millones de hectáreas, que necesita vincular sus áreas protegidas a través de corredores de fauna, que permitan la conexión de las distintas especies animales entre los Parques Nacional Chaco e El Impenetrable, a través del interfluvio comprendido entre los ríos Bermejo y Bermejito. Con otro corredor del Chaco Seco que permita la vinculación del Impenetrable  con los parques provinciales Fuerte Esperanza y Loro Hablador, hasta llegar al Parque Nacional Copo, en Santiago del Estero.
 
“Estamos conformes con el trabajo que venimos haciendo, ya que los resultados del primer semestre arrojan que hemos incrementado en un 200% la respuesta en la detección de ilícitos ambientales”, dijo la secretaria de Desarrollo Territorial y Ambiente Marta Soneira, durante el lanzamiento.
 
El organismo controla la aplicación y cumplimiento de la Ley de Biocidas y Envases, la Ley de Fauna y Caza, la Ley de Pesca, la Ley de Residuos Peligrosos y Domiciliarios, el impacto ambiental, venta y tenencia de animales silvestres, pesca y caza furtiva, tala de árboles y la ley de manejo del fuego en zonas rurales, entre otras funciones.
 
Como parte de las medidas se activó la Línea Verde 105, donde se reciben las denuncias ambientales de los ciudadanos, que marcan el derrotero de la brigada ambiental en todo el territorio provincial; para lo que utilizan camionetas, lanchas y equipos especiales.
 
Una de las acciones emprendidas por la brigada fue el control del cumplimiento de la veda pesquera total, que se declaró en la provincia por la bajante extraordinaria de los ríos Paraná y Paraguay, en trabajo articulado con la Prefectura Naval Argentina. 
 
En este mismo sentido con la Policía Rural, la Brigada Operativa Ambiental ha intensificado las tareas de prevención de la caza furtiva en inmediaciones a los parques provinciales y nacionales. Un dato no menor teniendo en cuenta la riqueza faunística de Chaco y la prohibición total y permanente de caza para especies amenazadas y declaradas Monumento Natural como el Yaguareté, Oso Hormiguero, Tatú Carreta, Chancho Quimilero, Aguará Guazú, Gato Onza u ocelote, Ciervo de los Pantanos y Tapir.
 
Otra de las funciones de los brigadistas consiste en el rescate de fauna silvestre en áreas urbanas. Ante la denuncia de vecinos, los agentes se dirigen hacia el lugar para rescatar al animal y darle el correcto tratamiento para finalmente liberarlo en su hábitat. Cabe mencionar que la Provincia tiene un convenio con la Fundación Refugio Salvaje y trabaja además en colaboración con el Complejo Ecológico de Sáenz Peña.
 
Las denuncias ambientales pueden realizarse en forma gratuita  llamando a la Línea Verde 105 o al 3624-332763 de Denuncias Ambientales, a fin de que se realice la intervención correspondiente. Las líneas funcionan todos los días las 24 horas.
Fuente:

Autor:




















BUSCADOR AVANZADO
Site Meter